En nuestra clínica dental en Gálvez queremos que todo el mundo tenga una sonrisa perfecta. Por eso ofrecemos todos los trucos y claves para conseguir la mejor sonrisa con el menor esfuerzo posible. ¡Sigue leyendo!

1. Tu amigo el cepillo de dientes
El primer paso y el fundamental para mantener una buena higiene bucal es el cepillado. Mínimo tres veces al día, y siempre después de las comidas. Además, es importante tener en cuenta que debe durar al menos un par de minutos. Y realizar los movimientos a conciencia para llegar a todos los lugares posibles.

No olvides comprobar el estado del cepillo con frecuencia, y cambiarlo cada tres meses. Se aconseja también que el cepillo sea suave para evitar daños en dientes y encías. Además de acompañarlo con un dentífrico de calidad.

2. Completar la limpieza con el hilo

La única parte negativa del cepillo de dientes, es que no llega a todos los rincones de la boca. Por eso, es necesario completar la limpieza de la misma con el hilo dental. Hay que tener cuidado con la calidad del mismo y con su modo de uso, para evitar daños en las encías. Si no sabes cómo usar el hilo dental, ¡pregúntanos!

3. Aliento fresco con el enjuague bucal

Por último, pero no por ello menos importante, llega el turno del enjuague bucal. Además de conseguir un aliento fresco, este elemento termina de combatir la placa bacteriana en cualquier lugar donde el cepillo y el hilo no puedan llegar. Como mínimo se recomienda un enjuague al día, aunque es mucho mejor hacerlo tras cada cepillado.

¡Ven a visitarnos a nuestra clínica dental en Gálvez para que te demos todos los consejos necesarios sobre la higiene de tu cavidad oral!