En la infancia, los padres observan que la dentición de sus hijos comienza a ser definitiva y empiezan a valorar la posibilidad de llevar a sus hijos por primera vez al ortodoncista.

La mayoría de padres cree que lo ideal es acudir a nuestra clínica dental en Gálvez, Toledo, a la edad de los 12 años aproximadamente, ya que es cuando aproximadamente todos los dientes son definitivos. polskie gry kasyno Sobre ello, se suele decir que no hay una edad ideal definida. zakłady online wyścigi konne

Cada caso es particular. Sin embargo, todos estamos de acuerdo en que, muchas veces, existen maloclusiones que empiezan a desarrollarse incluso antes de que todos los dientes de leche se hayan caído, por lo que no es recomendable acudir al dentista tras la aparición de la dentición definitiva.

Es crucial tener en cuenta que la valoración por parte de un especialista conseguirá corregir las posibles anomalías que ya estén presentes y que son más fáciles de tratar durante la etapa de crecimiento. automaty online bez logowania

Si tras una primera revisión el ortodoncista considera que el desarrollo es correcto, solo será necesario realizar un control periódico (cada 6 meses) de la salud bucodental y el desarrollo maxilar del menor; pero si el experto encuentra alguna alteración, se procederá a realizar un plan de tratamiento ortodóntico personalizado de tipo funcional.

Por tanto, ponerse en manos de un odontólogo en Gálvez de manera temprana facilitará que todos los dientes definitivos encajen correctamente y evitaremos recurrir a procedimientos más complejos en la edad adulta, como la necesidad de extraer alguna pieza dental o someterse a un tratamiento de ortodoncia fija.

Desde Clínica Dental Ortiz, te animamos a que no descuides la salud bucodental de tus hijos y acudas con ellos a una primera revisión a la edad mencionada (6-7 años). En el caso de tener que realizar un tratamiento de ortodoncia, contamos con la mejor aparatología (ortodoncia de brackets, invisible…) para lograr un resultado profesional y duradero.