Más de un 50% de la población tiene el hábito de apretar los dientes superiores contra los inferiores. Esto es el bruxismo. Podemos apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello tanto durante el día como durante la noche, aunque el bruxismo relacionado con el sueño a menudo es el mayor problema porque es más difícil de controlar.

Al ejercer demasiada presión sobre los músculos afecta a la articulación mandibular ( ATM), lo que conlleva:

  • Dificultad o molestia al masticar
  • Chasquidos al abrir o cerrar la boca
  • Dolor facial
  • Dolor de oído
  • Dolores de cabeza
  • Desgastes y hasta fracturas dentales
  • Movilidad dental
  • Sensibilidad dental
  • ¿Siente dolores de cabeza, cara, cuello, oído, hombros… y no sabe por qué?
  • ¿Mientras duerme le dicen que rechina los dientes o nota que está apretando?
  • ¿Cuando abre la boca, escucha chasquidos en la mandíbula en la zona del oído?
  • ¿Siente mucha sobrecarga al masticar o al levantarse por la mañana? ¿Le cuesta abrir del todo la boca?

Si siente alguno de estos problemas, se encuentra seguramente con alguna alteración funcional del sistema masticatorio.

Otra de las importantes secuelas del bruxismo es que produce importantes desgaste dentarios de forma irreversible.

Causas del bruxismo

Un gran causante del bruxismo (que puede ser el único o que puede sumarse a otros) es el estrés. En algunos casos el bruxismo se debe a que los dientes superiores e inferiores no están correctamente alineados y hay alguna mala oclusión.

La ortodoncia puede ser una de las soluciones que su dentista le puede recomendar. En ocasiones se debe a algún trastorno del sueño (hay que valorarlo) y el consumo de alcohol y cafeína pueden agravar esta condición.

Tratamiento del bruxismo: La férula de descarga

Un gran causante del bruxismo (que puede ser el único o que puede sumarse a otros) es el estrés. En algunos casos el bruxismo se debe a que los dientes superiores e inferiores no están correctamente alineados y hay alguna mala oclusión.

La ortodoncia puede ser una de las soluciones que su dentista le puede recomendar. En ocasiones se debe a algún trastorno del sueño (hay que valorarlo) y el consumo de alcohol y cafeína pueden agravar esta condición.

Las férulas de descarga son unos aparatos intraorales fabricados en resinas rígidas que se ajustan perfectamente a los dientes de cada paciente.

La placa de descarga permitirá evitar el desgaste de los dientes y/o su fractura. Nos protegerá de la hipersensibilidad dental (frío/calor) que puede generarse cuando los dientes quedan “limados” y queda al descubierto la dentina (parte interior del diente). Se evitará la retracción de las encías, ya que la presión constante de los dientes las destruye. Detiene la degeneración de las articulaciones de la boca, que tanta incomodidad y en algunos casos dolor generan de forma crónica.

Finalmente cabe destacar que con la placa de descarga se evita el empeoramiento estético que cualquier proceso de bruxismo.

Es obvio recalcar que las placas de descarga tienen que estar fabricadas individualmente para cada paciente.