El primer paso que debemos tener en cuenta antes de escoger un tratamiento ortodóncico en Gálvez es tener en cuenta las características de cada paciente y los objetivos que espera conseguir.
Desde Clínica Dental Ortiz os contamos algunos detalles para conocer las diferencias entre los dos tipos de ortodoncia más demandados.

Tanto la ortodoncia invisible como los brackets tradicionales pueden conseguir los mismos resultados en cuanto a estética y funcionalidad de la cavidad oral, siempre que el tratamiento se lleve a cabo de la forma adecuada.
La ortodoncia invisible se realiza mediante férulas transparentes creadas a medida para cada paciente, muy diferentes a los brackets tradicionales. Se trata de un tipo de dispositivo prácticamente invisible, por lo que resulta indetectable para las personas. Además, este modelo de ortodoncia se puede quitar y poner, mientras que los brackets son fijos durante todo el tratamiento.

La ortodoncia invisible tiene, por lo tanto, la ventaja añadida de ser un tratamiento que mejora la estética de la boca en toda su duración. También facilita la higiene bucal al ser removible, y evita lesiones en la boca que sí pueden aparecer con los brackets metálicos. Es un tratamiento moderno y efectivo, que sin embargo requiere un mayor compromiso por parte del paciente en cuanto a sus cuidados y mantenimiento.

En cualquier caso, para saber si la ortodoncia invisible en Gálvez es adecuada para ti, lo que debes hacer es acudir a nuestra clínica dental para que podamos estudiar tu caso en profundidad. ¡Te esperamos!