Blanqueamiento dental es el proceso que se utiliza para tratar los dientes con fines estéticos, eliminando el efecto de manchas o coloraciones. Las causas más comunes que produce esta pérdida de color son el café, el té, el consumo de tabaco, los medicamentos.

Generalmente se realiza un blanqueamiento en el consultorio que dura aproximadamente 1 hora, con el cual el paciente ya ve cambios significativos y se indica un tratamiento complementario en el hogar, con las respectivas indicaciones del odontólogo. Este tratamiento a altas concentraciones puede repetirse a modo de mantenimiento después de 6 meses a 1 año, según la severidad de las manchas o pigmentaciones que el paciente presente.

En general, aunque depende del estado de la dentadura de cada paciente, es importante y necesario realizar una limpieza dental profesional (ultrasonidos + cepillado profesional) completa previa a la realización del blanqueamiento dental.

Otra forma de realizarlo (y está demostrado que es la más eficaz y duradera) , es de forma ambulatoria. Fabricamos para cada paciente unas férulas donde deberá poner un gel que le proporcionamos con distintas dosis y productos según su caso personal. El tratamiento suele durar quince días durante los cuales revisamos periódicamente el tratamiento.

El blanqueamiento no tiene efecto sobre ningún tipo de restauraciones, incrustaciones , coronas o puentes. En el caso que el paciente presente este tipo de arreglos en el sector anterior sobre todo, se le realiza el blanqueamiento y posteriormente a ello se procede a hacer el recambio de las restauraciones que no han modificado su color. Para poder realizar el recambio de estas restauraciones es necesario esperar 15 días aproximadamente para que el color obtenido con el blanqueamiento se estabilice.

MICROABRASIÓN DENTAL

Algunas personas cuentan con unos dientes alineados, blancos y sanos pero tienen pequeñas manchas en el esmalte que rompen la armonía de su sonrisa y empeoran su estética de forma notoria. Con tal de solucionar este problema, en contamos con una técnica perfeccionada, de muy fácil aplicación y coste reducido como la microabrasión dental del esmalte, que con pocas sesiones consigue una armonización del tono del esmalte dental.

La microabrasión dental consiste en pulir los dientes mínimamente para suprimir las capas de la superficie con una tonalidad diferente. Se consigue mediante la aplicación en los dientes de ácido fosfórico combinado con una pasta abrasiva. Este combinado se pule con instrumentos rotatorios con punta de goma que abrasan mínimamente el esmalte. Normalmente serán necesarias varias sesiones para conseguir la uniformización del tono y nuestros dentistas pueden aconsejar un posterior blanqueamiento dental para obtener un resultado óptimo.

¿Cómo se hace la microabrasión dental?

Antes de que comience el procedimiento, los dientes que van a ser tratados son aislados con un dique de goma para proteger las encías de los materiales ácidos y la piedra pómez. Los materiales de microabrasión son entonces frotados suavemente sobre la superficie del diente, ya sea manualmente o usando una máquina a velocidad muy lenta. Tras retirarse unas pocas capas de esmalte, la mezcla se enjuaga de los dientes y los resultados evaluados. Este proceso se puede realizar varias veces hasta que se alcancen los resultados deseados.

Después de completar el procedimiento, los dientes generalmente son bañados en un gel de fluoruro para eliminar la sensibilidad del post-operatorio y se retira el dique de goma. En ciertos casos, el proceso puede ser completado mediante el blanqueamiento dental, pero es importante tener en cuenta que si se blanquean los dientes mientras todavía existen manchas blancas sin tratar, el resultado puede causar que estas manchas se enfaticen. Por lo tanto, es importante tener en en cuenta los resultados del tratamiento en curso, para adaptar correctamente las intervenciones al procedimiento.

Por otra parte en los casos en que el tratamiento microabrasión dental no logra eliminar por completo la mancha y esta es todavía estéticamente desagradable para el paciente, es posible cubrirla mediante otras tecnicas, como por ejemplo cubriendo todo el diente con un laminado.

El procedimiento de microabrasión dura una hora aproximadamente y es permanente. Sólo son eliminadas las micro capas de esmalte más externas, por lo que es seguro.